El nuevo diseño se establecerá de forma predeterminada a partir de septiembre y no será posible volver a la versión original
El nuevo diseño de interfaz de Facebook, que la compañía anunció en 2019 y que incluye nuevos colores y disposición de la información, ahora será de uso obligatorio para todos los usuarios a partir de septiembre. Hasta ahora esta vista era optativa y los usuarios podían elegir por continuar viendo la versión clásica. Pero desde el mes que viene esto ya no será posible. En abril de 2019, Facebook lanzó un gran rediseño que incluye mayor variedad de colores, una estética más moderna y una disposición de los datos más amigables para el usuario. Desde entonces, la compañía permitió temporalmente que los usuarios que lo elijan vuelvan a la vista clásica de la red social en azul.